Oraciones Tradicionales Cristianas

Padre Nuestro En Arameo

ABUNA DI BISHEMAYA
Padre nuestro que estás en el cielo,
ITQADDASH SHEMAK,
santificado sea tu nombre,
TETE MALKUTAK
venga a nosotros tu reino,
TIT’ABED RE’UTAK
hágase tu voluntad
KEDI BI SHEMAYA KAN BA AR’A
en la tierra como en el cielo.
LAJMANA HAB LANA SEKOM YOM BEYOMA
Danos hoy nuestro pan de cada día,
U SHEBOK LANA JOBEINA
perdona nuestras ofensas
KEDI AF ANAJNA SHEBAKNA LEJEIBINA
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden,
WEAL TA’ALNA LENISION,
no nos dejes caer en la tentación
ELA PESHINA MIN BISHA.
y líbranos del mal.

AMEN.

 

Señal de la Cruz “completa”

(Se hace haciendo tres pequeñas cruces: una en la frente, otra en la boca, otra en el pecho, y luego la señal de la cruz normal)
+ Por la Señal de la Santa Cruz
+ De nuestros enemigos
+ Líbranos Señor, Dios Nuestro
+ En el nombre del Padre
del Hijo
y del Espíritu Santo,
AMEN.

 

El Cántico de las Criaturas de San Francisco de Asís

Altísimo y omnipotente buen Señor,
tuyas son las alabanzas,
la gloria y el honor y toda bendición.
A ti solo, Altísimo, te convienen
y ningún hombre es digno de nombrarte.
Alabado seas, mi Señor,
en todas tus criaturas,
especialmente en el Señor hermano sol,
por quien nos das el día y nos iluminas.

Y es bello y radiante con gran esplendor,
de ti, Altísimo, lleva significación.
Alabado seas, mi Señor,
por la hermana luna y las estrellas,
en el cielo las formaste claras y preciosas y bellas.
Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento
y por el aire y la nube y el cielo sereno y todo tiempo,
por todos ellos a tus criaturas das sustento.
Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual iluminas la noche,
y es bello y alegre y vigoroso y fuerte.
Alabado seas, mi Señor,
por la hermana nuestra madre tierra,
la cual nos sostiene y gobierna
y produce diversos frutos con coloridas flores y hierbas.
Alabado seas, mi Señor,
por aquellos que perdonan por tu amor,
y sufren enfermedad y tribulación;
bienaventurados los que las sufran en paz,
porque de ti, Altísimo, coronados serán.
Alabado seas, mi Señor,
por nuestra hermana muerte corporal,
de la cual ningún hombre viviente puede escapar.

Ay de aquellos que mueran
en pecado mortal.
Bienaventurados a los que encontrará
en tu Santísima Voluntad
porque la muerte segunda no les hará mal.

Alaben y bendigan a mi Señor
y denle gracias y sírvanle con gran humildad.


 

Himno de la Liturgia de las Horas

Ángel Santo de la Guarda,
Compañero de mi vida,
Tú que nunca me abandonas
Ni de noche, ni de día.
Aunque espíritu invisible,
Sé que te hallas a mi lado,
Escuchas mis oraciones
Y cuentas todos mis pasos.
En las sombras de las noches
Me defiendes del demonio
Tendiendo sobre mi pecho
Tus alas de nácar y oro.
Ángel de Dios,
Que yo escuche
Tu mensaje
Y que lo siga.
Que vaya siempre contigo
Hacia Dios que me lo envía.
Testigo de lo invisible,
Presencia del Cielo amiga,
Gracias por tu fiel custodia,
Gracias por tu compañía.
En presencia de los ángeles
Suba al Cielo nuestro canto:
Gloria al Padre
Gloria al Hijo
Gloria al Espíritu Santo,

AMEN.

 

Bendición de los Arcángeles

 (de la liturgia hebrea) (Con el brazo extendido primero a la derecha, luego a la izquierda y así sucesivamente según lo indique)

A mi derecha Miguel,
A mi izquierda Gabriel,
Delante de mí Uriel,
Detrás de mí Rafael
Y sobre mi cabeza
La Gloria del Señor.

 

 

Credo de Nicea-Constantinopla (325 d.C.)

Creo en un sólo Dios, Padre Todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un sólo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros, los hombres, y
por nuestra salvación bajo del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria para
juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo recibe
una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia, que es una,
santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un sólo Bautismo
para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.
Amén.

 

Oración de San Francisco de Asís

Donde hay discordia, que yo lleve la unión.
Donde hay duda, que yo lleve la fe.
Donde hay error, que yo lleve la verdad.
Donde hay desesperación, que yo lleve la esperanza.
Donde hay tristeza, que yo lleve la alegría.
Donde están las tinieblas, que yo lleve la luz.
Oh Maestro, haced que yo no busque tanto:
A ser consolado, sino a consolar.
A ser comprendido, sino a comprender.
A ser amado, sino a amar.
Porque:
Es dando, que se recibe;
Perdonando, que se es perdonado;
Muriendo, que se resucita a la Vida Eterna.
AMEN.Oh Señor,haz de mi un instrumento de tu paz:
Donde hay odio, que yo lleve el amor.
Donde hay ofensa, que yo lleve el perdón.